Recortes de Prensa

Diario de Ferrol

Bronca en el pleno por la Semana Santa

La tensión generada en las últimas semanas en torno a la subvención municipal a la Junta de Cofradías de la Semana Santa y a su cuantía estalló ayer en un pleno municipal bronco e incómodo en el que se escucharon todo tipo de insultos por parte del público hacia el alcalde de Ferrol, Jorge Suárez, y los concejales Suso Basterrechea (FeC) y Beatriz Sestayo (PSOE). “¡Eres de Vigo, traidor!”, “¡Dimisión!”, “¡Mentirosa!” y epítetos de mayor grosor jalonaron las intervenciones del grupo de gobierno y del BNG, con continuas llamadas al orden de Suárez, mientras se aplaudía largamente a la portavoz popular, Martina Aneiros, y a la edila de Ciudadanos, Ana Rodríguez Masafret.

El monumental enfado de los representantes de la Junta y cofrades presentes en el pleno se debió a que FeC, PSOE y BNG votaron en contra de la moción del PP para garantizar que el Concello de Ferrol aporte 75.000 euros para la celebración de la Semana Santa de 2016. El secretario de la Junta, Fernando Iguacel, intervino para pedir el apoyo a todos los grupos para un evento declarado de Interés Turístico Internacional, con gran retorno económico para la ciudad y con un importante valor patrimonial y social. La respuesta del gobierno local fue presentar una enmienda (por parte del PSOE y respaldada por FeC, aunque no se llegó a votar) en la que no se especificaba la aportación municipal pero sí se “garante que a organización da Semana Santa disporá, cando menos, de 75.000 euros procedentes das achegas das distintas administracións” y se “traballará conxuntamente para potenciala como reclamo turístico”.
Desde el gobierno se pidió más respaldo de Diputación y Xunta y Sestayo defendió que mientras ellos buscan el consenso, el PP, con la moción, “busca a ruptura”. Suso Basterrechea (FeC) mostró su “profundo respecto á liberdade relixiosa de cadaquén” y confirmó “a importancia turística e económica da Semana Santa”. Defendió el derecho del gobierno a buscar los máximos recursos de otras administraciones y subrayó que ya se había llegado a un acuerdo al respecto en una reunión con la Junta de Cofradías.
Martina Aneiros (PP) acusó al alcalde de “sectarismo” y afirmó que “pasará a historia” por ser el primero que no apoya la Semana Santa por encima de ideologías partidarias poniendo en riesgo su celebración (y mencionó como ejemplo a Xaime Bello, a Couce Pereiro o a Vicente Iri-sarri). “La Semana Santa ferrolana forma parte de la identidad de esta ciudad”, aseguró. Y expresó además su “tristeza porque nunca pensamos que sería necesario tener que presentar esta moción”. Además exigió, sin conseguirlo, que el Concello aclarase cuál va a ser la aportación económica municipal para disipar la preocupación de las cofradías.
La posición del BNG, defendida por su portavoz, Iván Rivas, es la de negar subvenciones públicas a eventos religiosos y, en cualquier caso, que estas no se den mediante convenios nominales sino en libre concurrencia y con transparencia. Por lo tanto sus dos ediles votaron en contra de la moción popular y recibieron también su ración de abucheos.
Para Ana Rodríguez, de Ciudadanos, la Semana Santa “va impresa en nuestra identidad ferrolana” y respaldó al PP.
El intercambio de reproches entre las bancadas del gobierno y de la oposición llegó a trasladarse también al público. En numerosas ocasiones el gobierno apeló a los miembros de la Junta de Cofradías presentes para que confirmaran que ya en reuniones con ellos se había llegado al acuerdo de garantizar unos ingresos mínimos de 75.000 euros, los mismos que el año pasado, que se buscarán recurriendo también a la Xunta y a la Diputación. El propio alcalde, Jorge Suárez, cerró las intervenciones antes de votar apelando “por encima dos posicionamentos políticos, ás persoas e ós compromisos”. “Eu vexo a César Carreño [presidente de la Junta] e a membros da Xunta de Confrarías cos que temos compromisos firmes. Saben cales son e ímolos manter”, concluyó.

La Voz de Galicia

La izquierda tumba la moción del PP para la financiación de la Semana Santa


El bipartito garantizó los 75.000 euros, pero junto a otras administraciones

Un maratoniano pleno que continuaba ayer pasada la medianoche tras más de cinco horas de debate, rechazó la moción del PP en la que pedía que el Concello mantuviese para el 2016 la misma aportación económica a la Semana Santa que la de este año. Lo hizo tras un largo y acalorado debate en el que tomó parte con sus aplausos y protestas el público que llenaba el salón de plenos. Los populares solo lograron el apoyo de la única edil de Ciudadanos, frente al rechazo del BNG y de un gobierno que garantizó que la Semana Santa contará «co mesmo apoio», esos 75.000 euros, pero para los que el bipartito buscará recursos en otras administraciones, explicó el concejal de Cultura, Suso Basterrechea. «Entre todos teríamos o mesmo orzamento», afirmó. Pero esta garantía no convenció ni a los miembros de la junta general de cofradías presentes ni a los populares, cuya portavoz, Martina Aneiros, pedía al ejecutivo que concretase, sin éxito, la aportación municipal para la próxima celebración. Y tras acusaciones de mantener un posicionamiento «partidario y sectario» concluía su intervención espetando al alcalde: «No debería ocupar el sillón que ocupa».

«La Semana Santa es patrimonio de la humanidad, independientemente de las creencias. Es innegable el valor cultural y el patrimonio escultórico», señalaba el secretario de la coordinadora de cofradías, Fernando Iguacel, al inicio de un debate en el que el PSOE, a través de Beatriz Sestayo, intentó introducir una enmienda para «garantir que a organización disporá cando menos de 75.000 euros procedentes das achegas das distintas administracións», aportación que fue tachada de «tomadura de pelo» desde la bancada popular y rechazó incorporarla, por lo que ya no se votó. Pese a que en el Parlamento de Galicia el PSOE se abstuvo en una moción similar hace unos días, en Ferrol los socialistas votaron junto a su socio de gobierno, Ferrol en Común. «Supoño que os aplausos non van dirixidos a min», ironizó el alcalde, Jorge Suárez, que fue increpado por su origen vigués desde el público. Y que aseguró que «o goberno fará o seu traballo para cumprir os compromisos». El portavoz nacionalista, Iván Rivas, defendió que «a administración no debe apoiar actos de carácter relixioso». Para el PSOE, la iniciativa «ten máis que ver con buscar a confrontación e a rendabilidade política que coa Semana Santa»

Galicia Ártabra Digital

Los grupos de izquierdas no aprueban la moción del PP sobre la Semana Santa

En un salón de plenos hasta «la bandera» con asistencia de numerosos público entre el que se encontraban los miembros de la Junta General de Cofradías de la Semana Santa Ferrolana los partidos de izquierdas, Ferrol en Común y PSOE, que apoyaron una modificación, y el BNG que desde un principio se opuso, la moción del Partido Popular en la que se pedía que el Concello se comprometiera a mantener la misma subvención para el 2016 que la de este año no logró salir adelante.
Un pleno en el que hubo aplausos, y que finalizó con el abandono de los ciudadanos que contemplaron un intenso debate. Por cierto que mientras los asistentes abandonaban el salón de sesiones se «ejerció una clara censura informativa al cortar el sonido en la retransmisión por internet impidiendo que se pudieran escuchar las manifestaciones que se producían en esos momentos».

400 AÑOS DE HISTORIA DOCUMENTADA

La presentación de la moción dio comienzo al tomar la palabra, dirigiéndose a los ediles, el secretario de la Junta General de Cofradías, Fernando Iguacel, que comenzó señalando que la Semana Santa Ferrolana era un patrimonio material e inmaterial y que se tiene documentada desde el año 1616, por lo que precisamente en las celebraciones del año próximo se cumple el 400 aniversario.
Hizo relación al «valor cultural con un patrimonio escultórico que va desde imágenes del siglo XVIII a actuales del siglo XXI; al aspecto social de las Cofradías y Hermandades en su colaboración con asociaciones y entidades como la Cocina Económica, Dignidad, Banco de Alimentos, Refugio, etc; aspecto popular ya que la Semana Santa es patrimonio de todos los ciudadanos independientemente de sus creencias y como decía el ex alcalde Xaime Bello, del BNG “un motivo de orgullo” o como lo destacaba el también ex alcalde socialista Manuel Couce como “algo digno a lo que hay que apoyar”; en su aspecto turístico, al ser un referente de todas las Semanas Santas de España y declarada el 16 de enero de 2014 con de Interés Turístico Internacional».
Indicó asimismo que con la aportación del Concello se abonan pagos a bandas de música, a floristerías, bordadoras, carpinteros, electricistas, pintores, soldadores, etc, lo que hace retornar en gran parte ese dinero a la propia ciudad.
«Por ello la Junta General de Cofradías solicita a todos los grupos del Concello que apoyen la petición a favor de mantener la ayuda económica».

NO PIDEN MÁS, SOLO LO MISMO

Tras prolongados aplausos comenzó a hablar la portavoz del Partido Popular Martina Aneiros indicando que era una tristeza el «presentar una moción que creíamos que nunca sería necesario ya que la Junta general solamente pide se mantenga la misma subvención del pasado año, no piden más, solo lo mismo».
Dirigiéndose a Jorge Suárez le indicó «usted antes de ser alcalde ya dijo que el Concello dejaría de apoyar a la Semana Santa, incluso tuvo el atrevimiento de manifestarse antes de ser elegido alcalde. Después trató de tranquilizar diciendo que no la prohibiría ¡faltaría más!».
Tras señalar que sin esa subvención las procesiones no podrán salir a las calles «después de dos reuniones se desconoce lo que el Concello va a aportar o si va a conceder la subvención y por lo tanto si se va a celebrar o no la Semana santa siendo éste un tema capital para la ciudad».
«La Semana Santa forma parte de la tradición secular, son más de 3.000 los cofrades que salen a las calles,es además un reclamo turístico, ya que este año se llegó a las 300.000 personas que visitaron Ferrol en esas fechas y la ocupación hotelera alcanzó el 100 %. Son muchos los millones que quedan en Ferrol, se benefician comerciantes y hosteleros».
Tras aludir a las ayudas de los distintos gobiernos locales, de todo color, finalizó dirigiéndose de nuevo al alcalde «Usted no quiere, le importa poco, que se pierda el carácter internacional, parece que no es su problema la incertidumbre que sufre la Junta General, y el tiempo es oro y la Semana Santa no se organiza en unos días.
Hace falta que se les garantice que el Concello va a seguir Apoyando la Semana santa para que siga siendo un orgullo para la ciudad. Señor alcalde, rectifique y recapacite, que los intereses de los ciudadanos está por encima de otros intereses».
Tras la intervención de Ana Masafret, de Ciudadanos, que dijo que apoyaba la moción, tomó la palabra el portavoz del BNG, Iván Rivas en una clara manifestación de laicismo e incluso de crítica velada a la Iglesia Católica. «Las administraciones públicas son laicas y no pueden apoyar este tipo de expresiones controladas por la Iglesia católica, además no existe igualdad de oportunidades con otras manifestaciones culturales y deportivas» anunciando que votarían en contra.

EL PSOE PRESENTA UNA ENMIENDA

Beatriz Sestayo por su parte «sorprendió» presentando una enmienda tras señalar que «desde el PSOE consideramos que la propuesta del PP es innecesaria porque el gobierno local en varias reuniones del alcalde y el edil de Turismo con la Junta de Cofradías ya se dijo que de forma inequívoca se apoyaba a la Semana Santa.
Esta iniciativa busca la confrontación y no el apoyo a la Semana Santa de la que el PSOE reconoce su valor con independencia de las creencias religiosas».
En la enmienda se señala que «el pleno insta a garantizar que la Semana Santa dispondrá cuanto menos, de lo mismo que en el pasado año, procedente de los apoyos de distintas administraciones, Concello, Diputación y la Xunta» con los que se mantendrán contactos.
Criticó que la Xunta hubiese concedido este año una ayuda al Concello de 40.000 euros, para promoción de la Semana Santa de los cuales 24.000 se emplearon en pagar los gastos de la retransmisión de las procesiones por la Televisión de Galicia, una televisión pública.
Suso Basterrechea mostró el apoyo de Ferrol en Común a la enmienda del PSOE.
Tras estas intervenciones volvió a tomar la palabra Martina Aneiros, que volvió a criticar la postura del alcalde, a la vez que dijo que la enmienda del PSOE era una «tomadura de pelo» porque con ella no se sabe si realmente se va a apoyar o no a la Semana Santa.
Dijo palabras fuertes como «alto grado de sectarismo del gobierno local, politizando el evento, rompiendo consensos, prioriza el interés de partido sobre los vecinos y que el alcalde debe gobernar para todos».

SE GARANTIZAN LOS 75.000 EUROS SEGÚN SESTAYO Y BASTERRECHEA

Nuevamente Ana Masafret se pronunció a favor de la moción y en contra de la enmienda mientras Sestayo dijo que «cuando no se quiere buscar el consenso ocurre lo que hace el PP» y que no se precisa ninguna moción porque se garantizan los 75.000 euros, lo mismo que repitió el concejal de Cultura «Garantizamos que la Semana Santa va a tener los mismos recursos el año próximo que en éste, pero tenemos la obligación de buscar recursos en otras administraciones».
Martina Aneiros finalizó diciendo a Jorge Suárez que «va a ser el único alcalde que va a conseguir el acabar con una tradición secular, puede ser el alcalde que impida la salida de las procesiones».
Jorge Suárez, antes de proceder a la votación, con bronca del público asistente, dijo «Supongo que los aplausos no van dirigidos a mí. Y quiero hacer una reflexión, por encima de los posicionamientos políticos, creo en las personas y los compromisos. Tuvimos reuniones con compromisos y se sabe que los mantendremos. El gobierno local hará su trabajo para mantenerlos».
Se procedió a la votación en la que once votos, 10 del PP y 1 de Ciudadanos, fueron a favor y 13 en contra (FeC, PSdG-PSOE y BNG).

Ferrol 360

Choque de trenes a cuenta de la Semana Santa en el pleno de Ferrol

Más allá de las ordenanzas fiscales, aprobadas con la incorporación de propuestas del BNG ante las críticas del PP por ese cambio de última hora, el pleno ordinario celebrado este jueves en Ferrol marca un antes y un después en el delirio político local. Los temas de mayor expectación llevaron a intervenciones insólitas en más de cuatro horas de peculiar debate.
La moción presentada por el PP sobre el apoyo económico municipal a la Semana Santa solo fue apoyada por Ciudadanos. Abrió el asunto Fernando Iguacel en representación de la Junta de Cofradías y citó a dos alcaldes de izquierdas que respaldaron la celebración, Xaime Bello (BNG) y Manuel Couce Pereiro (PSOE).
Sostuvo que «la Semana Santa es patrimonio de esta ciudad, independientemente de creencias», remontando sus orígenes a 1616. A Bello atribuyó palabras del 2002 en las que hablaba de las procesiones como «motivo de orgullo» por su «importancia histórica», resaltando el «retorno innegable» de los desfiles en lo económico para beneficio de hosteleros o comerciantes.
Entre aplausos finalizó su alocución, con la que reclamó que se mantengan los 75.000 euros anuales del consistorio. Tras el pleno, las cofradías se apresuraron a anunciar vía redes sociales la suspensión del fallo de su certamen de pintura, previsto para este viernes, jornada en la que prevén celebrar una reunión extraordinaria ante los acontecimientos.
Martina Aneiros (PP) defendió su moción desde la «tristeza» por el «posicionamiento partidario y sectario» del gobierno local. A su juicio, privar a las hermandades del citado importe deja al colectivo sin «posibilidad de celebrar» la Semana Santa del 2016. «Desconocemos si va a existir contribución municipal», ha dicho la edil.
En su opinión, «no es un tema secundario, es capital». Remarcó que «forma parte de la identidad de nuestra ciudad», constituyendo su «reclamo turístico más importante». Situó en 300.000 personas las visitas en la celebración de este año, con un 100 % de ocupación. Ha aludido a un «incuestionable retorno económico» que ha logrado «aunar a todos los gobiernos».

Aplausos

«Parece que quiere darle la espalda», le ha dicho al regidor, añadiéndole que «el tiempo es oro; vamos con retraso». Despedida igualmente con aplausos de una concurrencia que llenaba el salón de Armas, pidió una Pasión tan «exitosa» como la de la primavera pasada. Breve, Ana Rodríguez Masafret (Ciudadanos) ha lamentado «que no podamos tener más actos como la Semana Santa».
Se ha mostrado orgullosa por su repercusión, cediendo el turno al BNG. Iván Rivas ha visto con buenos ojos «que teñamos este debate», refiriéndose a una «manifestación de carácter relixioso» frente a «administracións laicas». Censura que las procesiones estén bajo la «tutela» de la Iglesia y ha pedido «transparencia».
A su entender, los entes públicos «non deben colaborar neste tipo de subvencións» o «convenios nominativos». Los primeros silbidos eran para el nacionalista, pero para Beatriz Sestayo ya serían abiertamente abucheos. La socialista tildó de «absolutamente innecesaria» la moción, reiterando que el Concello ha prometido que «mantería o apoio de forma inequívoca».

Confrontación

La primera teniente de alcalde creyó que el PP quería «buscar confrontación e rendibilidade política». Sorprendió con una enmienda, que rechazarían los populares, en la que se abogaba por «garantir que disporá cando menos de 75.000 euros de diferentes administracións», citando a Xunta y Diputación.
Al mismo tiempo, en aras de la diversificación turística más allá de lo estrictamente religioso, apostaba por «aproveitar as potencialidades» del entorno y el «cheo que presenta Ferrol». Afeó que la Diputación aporte «cero euros» y que los 40.000 euros que entrega la Xunta al Ayuntamiento estén parcialmente comprometidos de modo previo.
Así, criticó que, de ese montante, 24.000 euros vayan a TVG por la transmisión en directo de algunos desfiles. Se preguntó el motivo de «pagar a unha televisión pública» que podría difundir de forma gratuita el evento, sugiriendo si no tiene «suficiente importancia» para sus directivos. También habló el concejal de Cultura, Suso Basterrechea, que dijo representar a una «comuna».

Importancia turística

Era su respuesta al conservador Langtry, que empleó el término al abordar las ordenanzas fiscales. «Esta comuna ten dereito a unha visión nítida e laica», priorizando su «profundo respecto á liberdade relixiosa» y la «importancia turística e económica» de las procesiones. Insistió en que se mantendrá «o mesmo apoio económico», pero pidió que el PP reclame más dinero a la Xunta.
Alentando a la audiencia, Martina Aneiros dijo a Jorge Suárez que el público estaba «esperando unha resposta» sobre si podrían «saír o vindeiro ano» tronos y penitentes. Consideró «lamentables» las intervenciones de Basterrechea y «unha tomadura de pelo» la enmienda de Sestayo en un «día histórico y triste», pasando ya al castellano.
El alcalde, dijo, «no es capaz de dar el apoyo que necesita nuestra Semana Santa» y «da la espalda al trabajo de muchas generaciones». Citó a Xaime Bello, observando que «llegó a ser alcalde porque sabía que gobernaba para todos». Basterrechea replicó para definir el abierto como un «debate complexo» en el que se congregaban «caras queridas», presentes en el salón.

Recursos

De nuevo, matizó que habrá los «mesmos recursos» y que «a Semana Santa ten a garantía deste goberno de que vai ter o mesmo», instando a otras administraciones a que «incrementen» sus partidas. «Díganlo claramente», clamaba Martina Aneiros entre aplausos, espetando a Suárez que «va a conseguir terminar con una tradición secular».
En su opinión, «no debía ocupar el sillón que ocupa». Ahí ya se pasó de las palmas al «bravo» desde los bancos, elogios que el alcalde asumió que «non van dirixidos a min». «Claro que non», respondió un espectador. El regidor, «con toda a educación», apartó «intereses políticos» y sugirió que cree «nas persoas e nos compromisos».
Mencionó al responsable de la junta de cofradías, César Carreño, e indicó que en las reuniones celebradas hasta ahora se alcanzaron «compromisos firmes» que «imos manter». Subrayando que «as mocións non son resolutivas», se votó: PP y Ciudadanos, a favor; FeC, PSOE y BNG, en contra. Se marchó buena parte del respetable y uno gritó al alcalde: «Eres de Vigo».


Freeman Galicia