No salgo de mi asombro

Todavía me encuentro conmocionado por el impacto que han tenido en mi estas instantáneas.Os aseguro que pensé que ya lo había visto todo en este mundillo cofrade, pero lo de hoy es otro palo de los gordos para mi. He de decir (incrédulo de mi) que la Cofradía de la Orden Tercera, ahora denominada Cofradías de la Santísima Virgen de la Soledad, habían aprendido de errores pasados, pero ciertamente veo que no.
En estos momentos soy casi incapaz de dar una valoración de lo que me parece la imagen, pues con semejante envoltorio plagado de despropósitos, apenas se puede ver el rostro de la Virgen. No quiero ni imaginarme como estará el autor de la misma.
Han querido vestir a la Virgen al estilo de la Soledad (a la gallega como dicen algunos), pero esta ni es la Soledad, ni tiene los ropajes de la Soledad. Ya no quiero entrar muy de lleno en los ropajes, manto y demás ajuar de la imagen, pues a parte de ir torcidos, descolocados y demás, son de un gusto…
Que decir de las manos ¿Se pueden llevar de una forma mas antinatural?
En fin, felicidades a la Cofradía por el esfuerzo y al autor por su trabajo, pero creo que los rectores de la Orden Tercera se han vuelto a equivocar, no por la imagen, sino por su particular forma de entender la austeridad a la hora de vestirla . La austeridad no está reñida con el buen gusto.

En la parte derecha de blog y arriba, encima de la anterior, hemos abierto una encuesta para conocer vuestra impresión sobre la nueva imagen de la la Orden Tercera.

* Por favor, ser comedidos en los comentarios. No voy a colgar cualquier cosa como lo que me está llegando. Limitaros a dar vuestra opinión sin faltar. Gracias *


Freeman Galicia