Mi Crónica de Miércoles Santo

Gracias a todos los que me estáis felicitando por mis crónicas. Bien en persona o bien por redes sociales o email. Me alegro que en líneas generales penséis como yo. Sin embargo he de decir que me arrepiento de hacerlas de nuevo este año. Con lo tranquilo que estaba yo, pero bueno, me lo habéis pedido y mi obligación es satisfacer a los que entráis aquí a diario. Por cierto, cada días somos muchos más. Ayer mi crónica de Martes Santo tuvo la nada despreciable cifra de 36.000 mil lecturas. Ahí es nada. Seguimos con los records por miles de entradas el blog a diario, pero bueno, para que darle más bombo si a quien quiero llegar no llego.

Procesión del Cristo de los Navegantes

Sigue siendo una de las procesiones mas entrañables por su forma y su fondo. Siempre tan arropada de fieles de todos los sectores de la vida ferrolana. Me sorprendió la gran presencia de clero, además revestido, que participó ayer de la misma. El paso presentaba una novedad. Una satisfactoria novedad. Dejó atrás su selva floral de años atrás. Dejó atrás el rojo, y apostó por un paso totalmente morado, como mandan los cánones. Si señor, mi mas sincera felicitación. Lo único que no me gusta es ver al Cristo tan enterrado en su paso. Supongo que se debe a cuestión de altura a la hora de circular por su barrio. La banda del Tercio en su línea, muy bien, aunque lamentablemente cada vez mas recortada en cuanto a número de componentes y que después se deja notar en las marchas por falta de voces.

Procesión de la Merced

Me ha gustado mucho de principio a fin. Por su organización, por su seriedad, y por su uniformidad. Es una Cofradía, que por su estilo, es muy fácil “dominar” en la calle. Llevaba un pequeño corte en los últimos tramos antes de llegar la Virgen con el paso. Hay cosas, que comenté años anteriores que no acabo de entenderlas, pero bueno, no las voy a repetir para no cansar a la audiencia. El paso iba sencillamente espectacular. Bien de flor y su color, bien de iluminación y sobresaliente en su vestimenta. Bien es cierto que requiere menos trabajo que una que lleva tocado, pero lo que vimos, a lo que apuestan, iba perfecta. La nueva corona le da más empaque a la imagen si cabe, aunque yo hubiera optado por un proyecto a medio plazo y hacerle una corona personalizada. No obstante, felicidades a la Cofradía por su esfuerzo. Aunque han creado un estilo propio con la colocación de la candelería dejando un pasito central y jugando hacia los laterales de mayor a menor altura, Creo que ese paso quedaría más imponente con candelería al completo. Lo que menos me gustó de la procesión fue sin duda el apartado musical. No es una critica a las bandas ni mucho menos, pero creo que ese estilo no le va nada a la Hermandad. Ayer cerraba lo ojos a su paso y me imaginaba a la Cautiva paseando por Real a los sones de una banda de música. Y que diferencia. Acotaga encajaría mejor tras el Cristo o abriendo. De las gaitas en Semana Santa ya sabéis lo que pienso, y los timbaleros abriendo como iban está bien. A pesar de ello, una de las mejores procesiones hasta el momento.

Procesión de las Angustias

Hasta el momento la mejor con mucha diferencia a nivel organizativo. Ayer he podido comprobar algo que ya sabía, pero visto en la práctica se queda uno más tranquilo. No es otra cosa que ver a la Cofradía con una misma uniformidad. Mismo hábitos para todos, aunque sean de distintos colores. Pero todos del mismo corte. Y sobre todo, mismo hachón para todos y con la misma luz. No podéis imagineros la personalidad que dota en estos pequeños detalles a la Hermandad. Pero sobre todo me quedo con la gran organización que llevan los tercios de las Angustias. Es algo ya habitual, dicho sea de paso. La música excepcional. Y digo excepcional por lo que llevaba detrás y el repertorio que interpretó. No puedo entender que las Cofradías desaprovechen bandas de música excepcionales que tenemos en la comarca. No lo puedo entender. El repertorio y la ejecución del mismo de la Banda Ferrolá es para quitarse el sobrero. Uy como sonaba Amarguras. La otra cara de la moneda y como no esperaba menos, lo encontramos en los pasos. Cristo y Virgen, Virgen y Cristo, como siempre, inmersos en una jungla de flor. Toda una selva de variedades. Especialmente la Virgen. El Cristo al menos llevaba los colores reglamentarios. Nada que comentar sobre la vestimenta de la Virgen. Esta vez con una mantilla negra sobre el manto como novedad. Muy mal vestida, como siempre.

Procesión de Dolores

A nivel organizativo un sobresaliente sin “peros”. Claro que eso de marcar el paso no va conmigo. Eso de unos cofrades por el medio, otros por las aceras, tampoco. Y por su puesto, unos con cera, otros con hachón, otros con… Tampoco va conmigo. Da la imagen que en realidad es la Cofradía de Dolores. Cada uno va a su bola y no parece que todos sean de la misma Hermandad, sino todo lo contrario. Pero bueno, esto viene ya de muy muy atrás. Aunque algo sabía ya, lo que mas me ha alegrado fue ver al tercio titular del Cristo de la Misericordia con cera, con velón, y además justamente el que le corresponde, color tiniebla. Que gran paso. Muchas felicidades. Después me ha gustado el intento de varios tercios en hacer las cosas bien, como por ejemplo que a los lados del pendón figuren un par de cofrades al menos. Claro que en lugar de portar hachón, en ese lugar corresponderían dos insignias. Los hachones de luz deben ir a ambos lados de la Cruz de Guía.
Quería felicitar públicamente al tercio del Cristo Yacente por la adquisición del nuevo Cristo. Un deseo de ya hace muchos años y que al fin ayer han podido disfrutar. Tras costearlo ellos mismos íntegramente. Tras hacer diferentes llamadas y consultas a artesanos del sector para contrastar lo que yo pensaba sobre la imagen, con lo que me han contado, no he estado muy desencaminado. El Cristo obviamente supera con creces al que existía, lo cual ya es un paso, pero no llega a alcanzar en calidad al del Santo Entierro y al de las Angustias. Presenta algunas cosillas que de momento no voy a comentar. Ayer cuando pasaba por delante de mi intenté visualizarlo con el trono que le habían comprado a Orovio de la Torre, y “matarlos” era poco por haberse deshecho del mismo. Ayer seguramente veríamos otra cosa. Pero bueno, ahora “xa foi”. Ay! cuanto insiste uno en trazar proyectos y no andar a trompicones.
Y ahora llega lo duro. La Virgen de la Caridad. Después de verla, lo primero que he visto que en poco o en nada representa a la Advocación elegida. El trono en sí iba muy bien de flor, de iluminación, muy acertado lo de las jarras laterales.. Pero claro, llegamos otra vez al mismo punto de siempre. La Virgen iba bien en cuanto a tocado se refiere, muy bien. Ahora lo de la saya es para empezar a correr y no parar. Me parece increíble. Y ya lo del manto estilo cortinón ya no tiene parangón. Debe ser una moda que quiere poner el hombre este. El Nazareno el año pasado con un traje tipo cortina, la Amargura el lunes lo mismo, la Caridad ayer lo mismo y la Magdalena de la Orden Tercera el otro día más de lo mismo. Como vea en lo que resta de Semana Santa mas cortinas como mantos, seguro que me caigo redondo. La Virgen en sí, de tercera división. Policromia deficiente, sin rasgos, sin expresión, brillante, sin simulación de patina. Nada de nada. Como decía ayer un amigo mío después de ver esa procesión. “Esto es a lo que le llamo yo salir por salir”.
Por último, también deficiente el apartado musical. Y preciso para los malos entendidos. No me estoy refiriendo a la calidad de la Banda Ferrol, porque es de las mejores de la ciudad, pero es que la procesión de ayer pedía a gritos por lo que representa y lo que acompaña, dos bandas de música.

Procesión de la Orden Tercera

Vendieron esta procesión como de Penitencia y recogimiento, y poco a poco lo van consiguiendo. Aunque el Nazareno no es santo de mi devoción y espero que lo cambien pronto, se ha visto un gran esfuerzo por la Cofradía en mejorar las cosas. El Nazareno iba bien vestido y con una bonita túnica morada. El pasito sobre el que procesiona es muy digno, aunque hubiera preferido que los hachones que llevan en las esquinas fueran de cera y no de PVC. De flor muy bien. Como corresponde.
En cuanto a la Virgen, vestida sigue sin convencerme, he visto errores varios en la ejecución. Me he llevado una alegría al ver el paso sobre el que iba. Sin ser nada del otro mundo, se ha pasado de un cajón completamente plano, a un pasito con alguna ornamentación en dorado que recordaba a pasos antiguos de Dolores como el propio de la Virgen. De flor muy bien y una gran alegría la que he sentido cuando la vi con velas. Felicidades.
Lo que menos me ha gustado es ver nuevamente al tercio de la Soledad “fuera de la procesión”. Debe cerrar la Virgen y la presidencia religiosa, no los tercios. Supongo que algún motivo habrá. También celebro que se diera concluida la “tamborrada” sin sentido del año pasado, y pasáramos a lo que se ha visto este año. Con dos o tres en el medio y sin tanto ruido.


Freeman Galicia