Mi crónica de Domingo de Resurrección

Sin duda la procesión con menos “chicha” de toda la Semana Santa Ferrolana. No presenta nada en ella que pueda despertar el interés de los amantes de la Semana Santa. Es lo más parecido a una serpiente multicolor. Colorines y venga colorines. Del principio al final. Además haciendo mal uso del hábito penitencial no llevando capuz muchos de los cofrades. Pero bueno, es otro de los inventos de esta “gozosa” procesión. Una procesión en la que no podía faltar el desfile de estandartes de los tercios, el 80% de ellos sujetos desde tiempos a… con barras de cortina. Hoy siguen haciéndolo de igual manera en la tan “cacareada” Fiesta de Interés Turístico Internacional…

Llega el primer paso. La Magdalena del bueno de Dos Santos Feal. Nada que no comentáramos de esta imagen. Adorno floral estilo selva franciscana y poco más que contar.

Siguen más y más colorines, muchos de ellos saludando al respetable, incluidos organizadores, y nos encontramos con una talla minúscula y de serie de Jesús Resucitado. Una imagen que va en un paso totalmente desproporcionado para ella y como no, presidido por “ramallos” de flor.

Curiosos han sido los imnumerables cortes en la procesión, además recién salidos de Armas, Algunos iban muy pendientes de saludar y ser vistos antes de hacer lo que hay que hacer.
Cierra la Virgen de la Luz, o lo que es lo mismo, la Virgen de los Desamparados en un cambio de advocación de Dolorosa sin precedentes al puro estilo ferrolano. Pasa de estar Desamparada a rebosar luz de alegría con un solo cambio de vestimenta. Al menos iba mejor vestida que el Miércoles. Luego el manto va marcando todo el contorno del paso, claro que en esa Cofradía todavía no llegó la moda de los “polleros”. Bueno y a este ritmo, el próximo año las flores le llegan a las orejas. Creo que no quedó ningún color de flor en utilizar para este trono. Que barbaridad.

En fin, feliz Pascua de Resurrección a todos.


Freeman Galicia

Los comentarios están cerrados.