Ferrol y el encanto sevillano

Hace unos años, recién iniciada la singladura de este blog, manifestaba que este iba a hacer un seguimiento diario de la Semana Santa de Ferrol y de la Semana Santa de Sevilla, además de pequeñas pinceladas del resto de España. Recuerdo como si fuera hoy y según se iban sucediendo los artículos y en donde algunos lectores se manifestaban favorables a lo de Sevilla, otros, de manera feroz en muchas ocasiones, fueron defendiendo su “ferrolanismo” las “tradiciones” y demás “saraos cofrades” de nuestra ciudad. “Ferrol es Ferrol y Sevilla es Sevilla”, decían. Entonces un servidor manifestaba que tenía claro que Sevilla era el espejo al que mirarse en materia cofrade. Claro, las criticas no tardaron en llegar. Con las mismas frases hechas, pero sin argumento alguno. Recuerdo también que un servidor dijo que poco a poco y con el paso de los años podríamos ir viendo la evolución, hasta darnos la razón a los que creíamos en esa teoría.
En estos casi cuatro años que está a punto de cumplir “El Martillo”, hemos sido testigos de los “movimientos” que se han efectuado en las Cofradías, bandas y todo aquello que huele a Semana Santa y mundo cofrade en nuestra ciudad.
Hoy hemos informado de una nueva compra que una Cofradía realiza en Sevilla. Una Cofradía que en anteriores presentaciones “alardeaba” de “ferrolanismo”y de apostar por artesanos de la “tierra”. Curioso. Pocos años después cambia la película y los que decían ser defensores de la “tierra” miran también a Sevilla y encargan su nueva imagen a un escultor sevillano.
El año pasado la Cofradía de Dolores recurrió por tercera vez a Sevilla para contratar la hechura de una nueva talla, la de la Virgen de la Esperanza. Con anterioridad ya habían tallado al Cautivo y a la Amargura desde tierras de la “Vieja Hispalis y de la mano de Fernando Murciano, a quien un servidor conoció en una exposición de arte sacro en Sevilla y dio sus señas en la Cofradía de Dolores. A día de hoy amigo personal. Tampoco nos debemos olvidar del Cristo de la Misericordia, que llegó de Andalucía también. Otros proyectos que tiene Dolores para ir desarrollando están en la compra de un nuevo Yacente, además de una nueva talla de Jesús de la Columna y también de la Oración en el Huerto. No en vano ya se han pedido presupuestos a imagineros sevillanos para la ejecución de los mismos. Algunos de ellos conllevan imágenes secundarias. Incluso alguna de ellas podría tardar menos de lo que nos pensamos en aparecer en lo alto de uno de nuestros pasos. Muy pronto diría yo.
No se quedó atrás tampoco la Merced, que primero encargó a la Virgen de la Merced y más tarde a la de los Cautivos.
Curiosamente la nueva Esperanza, la Virgen de los Cautivos, así como la Virgen de la Humildad de Santiago, están ejecutadas por el imaginero sevillano José María Hurtado, a quien un servidor introdujo y puso en contacto con las Cofradías de Ferrol, por si alguno de los críticos no se ha dado cuenta.
Sabemos que el Santo Entierro está maquinando la compra de una futura Dolorosa, aunque le costará mucho más llevarlo a cabo, ya que han defendido a capa y espada el respeto a las tradiciones, y para contratar dicha Dolorosa tendría que dejar de salir con ellos la Virgen de Dolores. Eso sí sería romper tradiciones, pero sabemos que se ha mirado en la tierra de María dicha posibilidad.
De momento no ha caído en la tentación las Angustias. Bien es cierto que en estos últimos años tampoco ha incorporado imagen alguna a su patrimonio.
Eso en cuanto a imágenes, pero también se ha recurrido a Sevilla para comprar cera, orfebrería, medallas…
Esta moda sevillana se extiende a las bandas de música, casi todas con marchas, vestimentas y formar de maniobrar, sacado de Sevilla.
Y junto a las bandas la forma de andar de algunos de nuestros pasos. Lo denominado “bailes” y en lo que en Sevilla se llama “chicotá”. El problema es que estos bailes se han copiado sin ton ni son, pues aún debemos aprender que un paso de Cristo no anda igual que uno de Virgen. Pero claro, hasta que en las Cofradías no se den cuenta que detrás de una Virgen va una banda de música y detrás de un Cristo cornetas y tambores o agrupación musical, poco o nada podremos avanzar en ese sentido, pero todo se andará. Antes lo veíamos todo muy lejano. Ahora ya lo tenemos aquí.Viva Ferrol y Viva a Sevilla!!!


Freeman Galicia

Los comentarios están cerrados.